Heladeras Silvercrest

Silvercrest es la marca de electrodomésticos por excelencia de los supermercados Lidl. Esta marca engloba todo tipo de electrodomésticos caseros, tanto de de cocina como de cualquier otro ámbito del hogar.

No obstante, es reconocida por la gran variedad de electrodomésticos de cocina que presenta, ofreciendo desde una máquina de hacer pan, hasta una sencilla sandwichera. ¡Pasando, por supuesto, por las heladeras convencionales que tanto nos gustan a nosotros!

Si quieres saber más sobre esta marca de heladeras y por qué creemos que es una de las mejores del mercado en el ámbito de los helados, ¡estás en el lugar adecuado!

¿Cuántas heladeras tiene Silvercrest?

Esta marca, al estar dedicada a tal amplia variedad de electrodomésticos, dispone únicamente de un modelo de heladera: la famosa Heladera Silvercrest. No obstante, aunque no se trate de una marca especializada, creemos que sus características son tan buenas que con un modelo es suficiente.

La heladera Silvercrest es una heladera clásica o de bol metálico. Esto significa que la cubeta en la que prepararás el helado debe congelarse durante unas 24 horas antes de empezar a preparar este delicioso postre. Aunque, a primera vista, este tiempo pueda parecer algo incómodo, podemos asegurarte que te irá de perlas para buscar las mejores recetas y preparar los ingredientes que más te apetezcan. ¡E incluso de invitar a tus mejores amigos!

¿Qué beneficios tiene la heladera Silvercrest?

Este electrodoméstico tan anhelado por los amantes de los helados, presenta muchas características que consideramos de un gran potencial. Una de las que más nos gusta de este producto, es su pequeño tamaño. Esta discreta máquina es súper cómoda y ocupa tan poco espacio que la podrás guardar donde más te convenga para tenerla siempre a mano.

Además, dispone de capacidad suficiente como para preparar hasta 1L de helado. Con esta cantidad todos querrán probar de tus creaciones. Pero no te dejes engañar… ¡no siempre es necesario compartir!

Por otro lado, su precio es asequible para cualquier bolsillo, sea cual sea tu situación. Es ideal para tenerlo en casa y aprovecharlo en fiestas o noches tranquilas, pero también para regalos. Es el aparato ideal para regalar en un cumpleaños o cualquier otro tipo de celebración y, además, es un regalo con el que sales ganando. ¡Seguro que te dejan probar!

¿Cómo funciona?

Otro de los aspectos positivos de esta heladera, es lo fácil que resulta de utilizar. No te pierdas la explicación paso a paso que te ofrecemos a continuación para sacarle el mejor partido a esta máquina.

En primer lugar, es necesario que la cubeta (el recipiente en el que verteremos el helado) esté totalmente limpia. Para ello, lo primero que debemos hacer es limpiarla bien y asegurarnos de dejarla bien seca. Una vez limpia, la metemos al congelador cubierta con una bolsa y la dejamos enfriar durante, al menos, 24 horas.

A continuación, preparamos la mezcla del helado que nos queramos tomar y la refrigeramos durante unas 4 horas más o menos. Este tiempo se puede superar. De hecho, recomendamos mantener la mezcla en la nevera hasta que la vayamos a verter en la cubeta. Dado que la Heladera Silvercrest no tiene compresor, cuanto más fría esté la mezcla, mejor saldrá el helado.

Finalmente, una vez hayan pasado las 4 horas, es el momento de preparar la heladera. La forma de hacerlo es de lo más sencilla: únicamente tenemos que colocar las palas en la ranura que hay debajo de la tapa, enchufar la heladera y… ¡Listo! Ya podemos sacar la cubeta del congelador. La colocamos en su sitio, y vertemos en su interior la mezcla que teníamos en la nevera. Ahora sólo hay que cerrar la tapa con los topes y encender la heladera. En menos de media hora, nuestro helado estará preparado.

¿Qué alternativas existen?

En caso de que prefieras una heladera de otra marca, para no tener que desplazarte a un establecimiento Lidl, te indicamos a continuación algunas alternativas que te recomendamos.